Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

05 abril 2017

Las 10 Escapadas más baratas para esta Semana Santa


Escápate en Semana Santa a estos 10 destinos económicos que te enamorarán. ¿Con cuál te quedas?

Las vacaciones de Semana Santa son la excusa perfecta para una escapada por Europa. Tanto si quieres descubrir más algún rincón de España como explorar alguna capital Europa, es tu momento. 

1. Mallorca

Considerada una de las mejores ciudades del mundo para vivir, Mallorca es otra de las 10 escapadas más baratas para Semana Santa. Playas de ensueño, cuevas, museos, naturaleza, compras y actividades como golf, senderismo o deportes náuticos te esperan en una de las islas más bellas de España. Seguro que muchos te han recomendado que no dejes de probar dos de sus manjares más populares: sobrasada y ensaimada, te recomendamos sus vinos, con más de setenta bodegas e Indicación Geográfica Protegida, así como otros platos con los que te chuparás lo dedos: sopas, elaboradas con productos de la huerta en función de las verduras de temporada; frit mallorquí, de carne o pescado, y panellets, dulce tradicional a base de almendra, azúcar y huevo.


2. Colonia

La ciudad más antigua de Alemania es también una de las más cosmopolita, con numerosos atractivos históricos y culturales. Podría decirse que sus tres patas empiezan por la letra c: carnaval, cerveza "Kölsch" y, por supuesto, su archifamosa catedral. Esta última es el símbolo por excelencia de Colonia, uno de los templos más grandes del mundo y la atracción turística más visitada del país, con más de seis millones de usuarios. Declarada Patrimonio de la Humanidad, con 157,38 metros de altura, posee la segunda torre de iglesia más alta de Europa. Y, si te gusta el cacao, no te pierdas el Museo del Chocolate, con cerca de 2.000 artículos expuestos, que suponen un viaje a través de 3.000 años de historia sobre la cultura de este cereal. ¡Te encantará mojar un barquillo en la fuente de tres metros con chocolate caliente que te espera en el vestíbulo!.


3. Galicia

Con tres aeropuertos: Lugo, Vigo y Santiago de Compostela, Galicia es una escapada perfecta en Semana Santa para disfrutar en pareja, con amigos o familia. Bosques, faros y playas salvajes o experiencias únicas como vivir una jornada "mariñeira" en un auténtico barco de pesca, pasear entre viñedos y disfrutar de los vinos gallegos son algunas de las experiencias que el viajero puede vivir en esta comunidad. Y, si eres aficionado al turismo termal, es uno de los principales destinos de España, con más de 300 manantiales que lo convierten en uno de los más ricos de Europa en balnearios y centros terapéuticos. Poco que añadir sobre la culinaria gallega, con las carnes más suculentas, y pescados y mariscos capturados diariamente en sus costas: langostas, nécoras, percebes, almejas, mejillones, pulpo… 


4. Londres

Con casi nueve millones de habitantes, la capital de Inglaterra y del Reino Unido es la mayor ciudad de Gran Bretaña y de toda la Unión Europea. Fascinante se mire por donde se mire, Londres merece una visita en cualquier época del año, pero Semana Santa es uno de los mejores momentos. Prepárate para descubrir museos únicos como el Británico o la National Gallery, así como aquellos lugares que tantas veces has visto en películas y series de televisión: Piccadilly Circus, Big Ben, London Eye, Tower Bridge, el cambio de guardia frente al Palacio de Buckingham… Los amantes de la moda encontrarán aquí su paraíso particular, con mercadillos como Portobello o Camden Town, y todas las tiendas de ropa y complementos que uno pueda imaginar, repartidas entre las calles de Oxford, Bond y Regent, junto a las áreas de Covent Garden y Knightsbridge.


5. Birmingham

Situada al noroeste de Londres, la segunda metrópolis más grande de Inglaterra es conocida por haber sido el lugar donde nació el heavy metal, así como por albergar la mayor concentración de joyerías de Europa, en el ‘Jewellery Quarter’ o barrio de las joyas. Con más kilómetros de canales que Venecia, una de las mejores maneras de recorrerla es en barca, pero, si prefieres hacerlo a pie y el hambre aprieta, nada mejor que saciar tu apetito con ‘balti’, curri servido en cazuela de acero que cuenta con su propio ‘triángulo’ al sur del centro, entre Ladypool Road, Stoney Lane y Stratford Road. Disfruta después de su gran vida nocturna, con numerosos conciertos en locales de todo tipo donde saborear las mejores cervezas y whiskies. Y, si tu cuerpo aguanta hasta el amanecer, aprovecha para meter entre pecho y espalda un copioso desayuno inglés.


6. País Vasco

Paisajes espectaculares, montes y valles, fiestas y folclore, enoturismo, planes de todo tipo para mayores y pequeños, deportes tradicionales… El País Vasco es todo eso y mucho, mucho más. Ya sea en el Museo Guggenheim de Bilbao, saboreando una ruta de pintxos por San Sebastián, catando vinos en la Rioja Alavesa o paseando por la villa verde por excelencia, Vitoria, quien conoce Euskadi, repite. Atrévete a subir los 241 escalones del mágico islote de San Juan de Gaztelugatxe y, una vez arriba, no olvides tocar la campana de la ermita tres veces y pedir un deseo. Respira el aire más puro en Urdaibai, espacio natural extraordinariamente bello y variado, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1984. O conviértete en pastor por un día, ordeña ovejas y elabora tu propio queso en un caserío. 


7. Dusseldorf

Muchos germanos lo consideran el escaparate más grande y variado de Alemania, y no les falta razón. Altstadt, ‘ciudad vieja’, es el barrio más famoso de Dusseldorf, también conocido como ‘la mayor barra del mundo’, dada la grandísima oferta de bares, cervecerías y discotecas que se concentran en él. No dejes de probar una Altbier, birra más típica de la zona, con alto grado de fermentación, acompañada de mejillones a la Renania, senfrostbraten, asado de cerdo a la parrilla con mostaza, o blutwurst, especie de morcilla frita. Y, para digerir tanta delicia, nada mejor que un paseo por Medienhafen o Barrio del Puerto, donde Frank Gehry diseñó tres edificios asimétricos y cercanos entre sí que se han convertido en todo un símbolo de la urbe, imprescindible en esta lista de escapadas para Semana Santa.


8. Turín

Como si de una pinacoteca al aire libre se tratara, una de las urbes más dinámicas de Italia es vigilada por los Alpes y el río Po. Empieza la jornada con un ‘bicerin’, café con chocolate coronado con nata montada, que se bebe a sorbos y sin revolver para apreciar la mezcla de sabores y temperaturas. Goza de un aperitivo a media tarde en la Piazza Vittorio Veneto y cena después un buen plato clásico piamontés, como agnolotti, pasta fresca rellena de carne de buey, cerdo y jamón o verdura, condimentado con mantequilla y trufa. Entre medias, fotografía la Plaza Castello, histórico centro turinés, edificios religiosos como el Duomo, Basílica de Superga, Consolata o Crocetta, y déjate seducir por los encantos del Museo Egipcio o el del Cine, situado en la Mole Antonelliana, y que recorre la historia del Séptimo Arte.


9. Lyon

La capital gastronómica de Francia es cuna de Paul Bocuse, uno de los chefs más reputados del mundo, y son incontables las Estrellas Michelin repartidas en los restaurantes de la localidad. Para presupuestos más ajustados, nada mejor que comer o cenar en un bouchon, tabernas típicas de la zona, muchas de ellas con la etiqueta ‘Authentique bouchon lyonnais’, que certifica que su carta representa la tradición culinaria de Lyon con algunas de sus especialidades más aclamadas: quenelles, especie de croqueta a base de carne o pescado, según el plato que acompañe; andouillette, salchichas de cerdo; sopa de cebolla o salsa lionesa. Y, para refrescar el gaznate, una botella de Beaujolais o Côtes-du-Rhône.


10. Oslo

Convertida en capital de la arquitectura contemporánea, Oslo luce un nuevo perfil gracias a los muchos proyectos que están transformando las zonas antiguas en flamantes barrios. Barcode, Museo Astrup Fearnley, el edificio de la Ópera o el puente peatonal Akrobaten son ejemplos más que representativos del nuevo skyline de la población noruega. Con más de 1.000 años de historia, la última de estas escapadas baratas para Semana Santa es muy recomendable si viajas con pequeños. Te aconsejamos que les lleves, por ejemplo, al Museo Internacional de Arte Infantil, donde se presentan obras de niños y jóvenes de más de 180 países, el Parque de Reptiles, con más de cien especies y la posibilidad de ver cómo se les alimenta, o las populares piscinas de Tøyenbadet, dos de ella interiores y abiertas durante todo el año.



Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...