Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES Tenerife 5 noches 728x90 David Bisbal - 728x90 Beach and Snow -728x90 728x90 Beach GIF Generic ES 728X90 Emirates INT Nuevo Catálogo__728x90

10 enero 2017

Reabre el Gran Hotel Miramar, Símbolo del lujo en Málaga



POST  PATROCINADO  POR " BOOKING.COM "

¿Qué te mueve a viajar?
Sabes que quieres vacaciones, pero... ¿dónde puedes ir? ¡Te ayudamos a encontrar el mejor viaje de tu vida!


Booking.com B.V., subsidiaria de The Priceline Group (Nasdaq: PCLN), opera con su marca Booking.com™, líder mundial en reservas de alojamiento online. Cada día se reservan más de 1.200.000 noches a través de Booking.com. El sitio web y las aplicaciones de Booking.com reciben visitantes en busca de estancias de ocio y de negocios a nivel internacional.

Booking.com B.V. garantiza desde 1996 los mejores precios para todo tipo de alojamientos, desde pequeños bed and breakfasts de gestión familiar hasta apartamentos exclusivos y lujosas suites de 5 estrellas. Booking.com está disponible en más de 40 idiomas, y ofrece 1.113.953 alojamientos activos en 225 países y territorios



Si quieres ser nuestro patrocinador, escríbenos a :


todasdireccionesalmeria@gmail.com

Y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible, donde te daremos a conocer nuestras tarifas, que van desde 1€ la mas barata a 6€ la mas cara.




REABRE EL GRAN HOTEL MIRAMAR, SÍMBOLO DEL LUJO EN MÁLAGA

Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Orson Welles, Cocteau, Anthony Quinn y Hemingway recorrieron sus sofisticados pasillos, e incluso la reina María Victoria reservó una de sus alas y pasó allí varios veranos. Hablamos del Gran Hotel Miramar, abierto en Málaga en los años 20 y convertido en mito desde entonces, pese a cesar su actividad para servir como hospital de campaña durante la Guerra Civil y como Palacio de Justicia desde 2007. No obstante, el alojamiento reabre sus puertas y acepta reservas desde el pasado uno de enero, restaurado como el icono del lujo que, en el imaginario colectivo de los malagueños, nunca dejó de ser.


"El hotel Miramar es, ha sido y será un símbolo muy importante para la ciudad de Málaga. Ya lo fue desde su inauguración, en 1926. Creemos que el enorme impacto que causó en su momento se debió, además de la grandiosidad y belleza indiscutible del edificio, a la relación tan fuerte que tuvo inicialmente con la familia real", nos explican Eloísa Navas y Carmen Enciso. Ambas son autoras de la novela Miramar, que transcurre en torno al alojamiento, y preparan también un ensayo sobre la historia real del emplazamiento.

"Alfonso XIII y Victoria Eugenia fueron sus primeros huéspedes y posteriormente, miembros de la realeza tanto española como europea acudieron al hotel. Este hecho atrajo al establecimiento, desde sus comienzos, a un tipo de turismo de un nivel hasta entonces desconocido en Málaga y le otorgó un prestigio que llegó a convertirlo en el buque insignia de la hostelería malagueña. Y estamos convencidas que lo va a seguir siendo con el nuevo Gran Hotel Miramar, que está a punto de inagurarse".


PARTE DEL DÍA A DÍA

No obstante, pese a su condición de hotel de lujo, quizá lo que más contribuyó a la leyenda del Miramar fue su accesibilidad, que lo convirtió en parte viva de la historia de los malagueños. Así, era escenario de la entrega de premios de las regatas de Invierno organizadas por el Real Club Mediterráneo (aún en activo), cancha para las competiciones de esgrima, alojamiento de los jinetes que participaban en el Concurso Hípico que se celebraba en los también míticos Baños del Carmen, sede del anual baile de disfraces de la Asociación de la Prensa de Málaga, y, sobre todo, salón del baile del fin de semana.

De este modo, cada domingo, el majestuoso edificio abría sus puertas a los vecinos (a los que pudieran permitirse pagar el precio de sus copas y meriendas, claro) para que dieran rienda suelta al ritmo y el flirteo. La música la ponía la propia orquesta del Miramar, y sus melodías eran retransmitidas por Radio Málaga (Radio Nacional de España) para que hasta en la casa más humilde se dejara sentir la animación del gran hotel.

"El hotel Miramar quiere estar muy cerca de los malagueños, como ya lo estuvo en el pasado, y seguir siendo uno de los puntos neurálgicos de la ciudad", argumentan desde Hoteles Santos, la nueva dirección del establecimiento, que pertenece al grupo hotelero de lujo LHW (The Leading Hotels of The World). "Los tiempos han cambiado y quizás las tradiciones también, por lo que actos de baile o esgrima serán difícil de realizar semanalmente. No obstante, estamos trabajando en ofertas que sean más actuales y atraigan a todo tipo de público, para hacer que todo aquel que entre por la puerta del Gran Hotel Miramar sienta que un trocito del hotel es como su propia casa", añaden.


COMO EN CASA

Había un tipo de público para el que el Miramar era, de hecho, tal y como su casa: "Tanto antes como después de la guerra civil, muchos de los clientes del hotel eran familias malagueñas que vivían allí por temporadas. Es cierto, por raro que parezca, pero las familias pudientes de la época preferían trasladarse al hotel, sobre todo en invierno, para presenciar de primera mano las diferentes actividades que allí se organizaban, sin tener que trasladarse continuamente desde otros puntos de la ciudad", explican las autoras. "En otros casos, se hospedaban en el hotel a raíz de cualquier problema doméstico, como la familia Hafner, que aparece en la novela, que acabó viviendo unos meses allí mientras se arreglaba un problema que hubo con el agua en la zona donde vivían. También era frecuente que viviesen una larga temporada en el hotel algunos extranjeros afincados en Málaga, mientras se terminaban de construir sus viviendas, generalmente en la zona del Limonar y La Caleta".

Dormir en el hotel, especialmente durante largas temporadas, aseguraba a los alojados el cruzarse con alguna estrella por los fastuosos jardines, el área de la piscina (era uno de los pocos establecimientos que la poseían por entonces) o la playa privada. ¿La razón? Era lugar de hospedaje obligado para los divos de ópera que actuaban en el Teatro Cervantes, para los jugadores de los grandes equipos de fútbol y para las productoras cinematográficas nacionales e internacionales que elegían Málaga para como escenario de rodaje.


SÍMBOLO DE UNA ÉPOCA

Poco antes de la apertura del Miramar se inauguraron en la zona Este de la ciudad, donde tradicionalmente se han concentrado las familias más acaudaladas, los ya citados Baños del Carmen. Este espacio de recreo, también con playa privada, contaba con cine de verano, pistas de tenis, embarcadero, restaurante y pista de baile, entre otros elementos de ocio, y también ocupa un lugar muy especial en el imaginario de los malagueños. Navas y Enciso nos explican por qué: "Lo que creemos que une a estos dos lugares tan emblemáticos de Málaga es el romanticismo referido a una época. Hay que tener en cuenta que los Baños del Carmen se abrieron en 1918, tan solo ocho años antes que el Miramar. Prácticamente pertenecen al mismo período de la historia, uno en el que la clase económicamente pudiente disfrutaba de una vida de ocio muy acorde con estos dos establecimientos, en los que se organizaban todo tipo de actividades lúdicas. Aunque ya empezaba a anidar en la clase trabajadora el germen de la revolución y de la República, aún habrían de pasar unos años más para que este se concretase".

De lo que fueron los baños apenas queda nada; sin embargo, el Miramar ha sido ahora restaurado por Estudio Seguí tal y como fue concebido en su época: "El hotel ha sido totalmente remodelado, aunque mantiene su esencia, ya que es un edificio protegido y se ha respetado su estructura original. No obstante, será también un referente en cuanto a modernidades tecnológicas, tanto en salas de reuniones como en las habitaciones, intentando estar siempre a la vanguardia de las novedades que puedan hacer la vida del cliente más fácil", explican desde Hoteles Santos.


EL NUEVO GRAN HOTEL MIRAMAR

Así, el nuevo Miramar será un cinco estrellas Gran Lujo que seguirá luciendo el diseño arquitectónico de estilo modernista que le otorgó el malagueño Guerrero Strachan (se considera, de hecho, su obra cumbre), pero ofrecerá más servicios que su predecesor. Entre ellos destacan su piscina semi climatizada exterior para disfrutar en invierno, un centro de convenciones para 700 personas con todos los avances audiovisuales, cinco espacios con varios tipos de cocina, opciones de coctelería internacional, spa con circuito termal y cabinas de tratamiento corporales y estéticos, club infantil, servicio de mayordomo y de valet, VIP Club y chill out con vistas al mar y hasta visitas guiadas a la bodega, ubicada en la antigua cárcel del Palacio de Justicia.

Por su parte, las habitaciones se clasifican en Premier, Deluxe y Suite, cada una con varias modalidades por categoría, y su decoración navega entre el estilo árabe, el mediterráneo o el modernista. Ya es posible reservarlas (con fecha de entrada a partir del pasado, 1 de enero, eso sí) para sentirnos parte, tantos años después, de un tiempo de reyes y estrellas de cine, de bailes de domingo, de divos de ópera y torneos de esgrima; de un tiempo que, hoy, ya casi es leyenda.


Este  Post  FUE  Patrocinado por " Booking.com "



Desde Todas Direcciones os animamos, para que os deis una "vuelta" y visitéis las paginas web de los patrocinadores del blog, que son bastantes y seguro que se irán sumando más patrocinadores con el paso del tiempo.

Los patrocinadores están en el blog para ofreceros sus productos y cubrir vuestras necesidades.

Si compráis a través de este blog, ayudáis a su mantenimiento.

MUCHAS GRACIAS

POR AYUDAR A

TODAS DIRECCIONES


Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...