Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

17 diciembre 2016

Pueblos Europeos que parecen una Postal Navideña


PUEBLOS EUROPEOS QUE PARECEN UNA POSTAL NAVIDEÑA

La Navidad es para vivirla con frío, chocolate caliente y luces de colores, sumergidos en los paisajes que llevamos viendo años y años en las postales que enviamos. Porque ¿por qué conformarse con mandar felicitaciones? ¿Por qué no sumergirnos, por una vez, en una de ellas? Lo hacemos en 15 encantadores pueblecitos europeos. 

Zermatt
Allí no se admiten coches, y durante la Navidad, no es raro ver a gente yendo de un lado para otro en trineos tirados por caballos. El paisaje acompaña: casas de madera de estilo alpino, algunas construidas hace 500 años, y abetos nevados sin necesidad de spray.


Baiersbronn, Freudenstadt (Alemania)
Cuando la selva negra se cubre de nieve, da lugar a paisajes inolvidables. Por ello, incluso en invierno, el sobrenombre de Wanderhimmel ("el paraíso de los caminantes") le viene de lujo al municipio de Baiersbronn, que cuenta también con alojamientos y restaurantes de categoría (hay varios estrellas Michelin), ideales para reponer fuerzas.


Brunico, Bolzano (Italia)
En 2009, Brunico fue declarado como el mejor pueblo italiano en el que vivir. El nombramiento seguro que tuvo en cuenta su extraordinaria situación, en medio de dos valles, así como la asombrosa combinación entre la exclusividad de muchas de sus tiendas y restaurantes y el provinciano sabor tirolés de la vida cotidiana. No te pierdas su mercadillo navideño, plagado de armoniosos conciertos.



Castleton, Derbyshire (Reino Unido)
En el bello Castleton, uno de esos pueblos ingleses con castillo y perfectas casitas de piedra, se toman estas fechas bien en serio. Para empezar, se celebra anualmente un festival de árboles de Navidad, en el que alrededor de medio centenar de abetos son decorados por diferentes asociaciones y organizaciones del lugar. Y además, Castleton posee un gran mercadillo de regalos con productos locales y artesanía, en el que durante todo el día se sirve té y tarta y se escuchan coros de villancicos.



Riquewihr, Alsacia (Francia)
Se dice que Riquewihr es el pueblo más bonito de Alsacia, y seguramente sea verdad. Su aire medieval y sus preciosas casitas de colores con entramado de madera parecen salidas del pueblo de La bella y la bestia, pero gran parte de su entretenimiento es solo para adultos. Hablamos, claro, de la ruta de cata de vino que se lleva a cabo en la zona, y que con la elegante decoración navideña, cobra una nueva y mucho más entrañable dimensión.


Cazorla, Jaén (España)
Conciertos de música clásica, flores de pascua, luces de colores, mercadillos y, si tienes suerte, una pintoresca capa de nieve, te recibirán en la cercana y acogedora Cazorla. Disfruta de su delicadeza de pueblo blanco, pasea por el cercano Parque Natural y déjate engatusar por su extraordinaria gastronomía, con recetas locales como el rin-rán (puré frío de patata y pimientos rojos secos con aceitunas y bacalao aromatizado), la gachamiga (migas de harina con pimientos secos y fritos, chorizo, morcilla y fruta de temporada) o los andrajos de harina, con carne de liebre y níscalos.



Gstaad, Obersimmental-Saanen (Suiza)
La localidad de Gstaad no desmerecería en un cuento de los Andersen. Ese encanto, así como sus establecimientos cinco estrellas, le ha servido para convertirse en uno de los lugares más exclusivos de Suiza y del mundo, pues personajes de fama internacional, e incluso algunos miembros de casas reales, pasan aquí sus vacaciones de invierno. Si tú decides hacerlo también, recibirás la visita de Santa Claus, que baja al pueblo a conocer a todos los niños, además de disfrutar de su mercadillo, de paseos en trineo, fondues con ponche navideño y conciertos de música clásica, entre otras muchas actividades.



St. Anton am Arlberg, Tirol (Austria)
En St. Anton am Arlberg llevan la Navidad a un nuevo nivel con 'Adviento mágico en el parque', un recorrido temático navideño para todas las edades con hogueras al aire libre, un photocall en el que diseñar tu propia postal navideña, talleres de manualidades con los elfos, cabañas en las que se cuentan historias y se recitan poemas de esta época, un belén a tamaño real y el persistente aroma a galletas, que lo inunda todo.



Meribel Mottaret, Savoya (Francia)
Toboganes nevados, peleas de copos, vino caliente, coros de villancicos, fuegos artificiales y hasta un Santa Claus en trineo te recibirán en la coqueta estación de esquí de Meribel Mottaret. Por supuesto, las pistas estarán preparadas para ti, así como los restaurantes y bares, que no cierran ni un sólo día durante las fiestas. Algunos incluso sirven el tradicional pavo navideño non-stop durante fechas señaladas.



Arcos de la Frontera, Cádiz (España)
Si eres un apasionado de la imaginería navideña, te encantará saber que en Arcos de la Frontera llevan a cabo un Belén viviente que es la envidia del resto del país. ¿Las razones? Básicamente, dos: lleva celebrándose (y mejorando) desde 1971 y el pueblo, blanco, antiguo, tradicional, situado en la cima de un tajo, sirve de estampa perfecta para la acción. Por allí pasean ovejas, burros y mulas; se encienden hogueras, los más de 400 figurantes utilizan herramientas y vestimentas típicas de la época, se cocinan manjares de entonces... todo lo que sucede en Arcos de la Frontera es auténticamente a.C.



Madonna di Campiglio, Val Rendena (Italia)
Madonna di Campiglio es una de esas estaciones de esquí que comenzó siendo un humilde refugio para caminantes y ahora es sinónimo de lujo. Sus muchísimos kilómetros esquiables la convierten en una de las perlas de los alpes para los deportistas, y su paisaje de árboles de Navidad y tejados a dos aguas nevados enamorarían hasta a El Grinch.



Rovaniemi (Finlandia)
¿Preocupado porque no le llegue bien la carta a Papá Noel? No te preocupes, si viajas hasta Rovaniemi podrás dársela en mano. En esta pequeña ciudad de la Laponia finlandesa vive Santa Claus, entre bosques nevados, ríos de hielo y auroras boreales que iluminan el cielo. Un imprescindible para cualquier amante de este trocito del invierno.



Bourton on the Water, The Cotswolds (Reino Unido)
Situado en la idílica zona rural de The Cotswolds, en el corazón de Inglaterra, se encuentra Bourton on the Water. Este pueblo, que ha sido votado en numerosas ocasiones como el más bello de Reino Unido, hace de la Navidad todo un evento, cortando el tráfico a partir de las 17:00 horas para que los vecinos puedan comprar y relacionarse en las calles, encendiendo infinidad de luces y, sobre todo, decorando el enorme árbol que colocan a la orilla del río, dando lugar a extraordinarios reflejos de colores.



Rothenburg ob der Tauber, Ansbach (Alemania)
Aunque, teóricamente ambientada en un pueblecito italiano, la inspiración real de los animadores de la maravillosa y nunca suficientemente ponderada Pinocho, es la localidad alemana de Rothenburg. Escenario de otros rodajes gracias a su bien conservado casco histórico, pasear por sus calles de pueblecito de cuento es una delicia. Sus edificios señoriales con sus fachadas entramadas, los techos cubiertos de nieve, sus calles de adoquines y su pintoresco mercadillo de Navidad nos ofrecen una experiencia difícil de olvidar.




Ungersheim, Alsacia (Francia)
El lugar que alberga el parque temático de El Principito posee también el Ecomusée d'Alsace, la recreación de un pueblo típico de Alsacia recreado tal y como era a principios del siglo XX. Este museo, el más grande al aire libre de toda Francia, te ofrece la posibilidad de revivir la Navidad más auténtica. Lo hace a través de talleres de cocina, de manualidades e incluso de artesanía navideñas, así como con cuentos -algunos, contados en medio de la noche- en los que se explica a grandes y pequeños las costumbres, tradiciones e historias icónicas de esta festividad en la zona.




Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...