Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

19 octubre 2016

Reabre el Hotel del Escándalo Watergate convertido en un Templo del Diseño

Hotel Watergate, 2650 Virginia Avenue, Washington. Estados Unidos.
REABRE EL HOTEL DEL ESCÁNDALO WATERGATE CONVERTIDO EN UN TEMPLO DEL DISEÑO


Después de 9 años, el hotel del escándalo Watergate vuelve a abrir sus puertas. Un matrimonio judío ha invertido 125 millones de dólares para revivir el complejo en el que se fraguó la dimisión del presidente Nixon. Las llaves de la habitaciones o los bolígrafos tienen frases del caso. El arquitecto encargado de la reforma ha sido el arquitecto Ron Arad y el uniforme del servicio ha sido diseñado por el responsable de vestuario de la serie Mad Men. ¿El precio de volver a los orígenes de Watergate? Desde 225 euros la noche.



Hotel Watergate. Una pequeña tienda de recuerdos del célebre complejo de la capital federal muestra una curiosa publicidad de los años 60. Se trata de los carteles que promocionaban los lujosos apartamentos, zonas comerciales y oficinas recién inaugurados de la ciudad: sofisticación, modernidad y glamour a orillas del Potomac. Totalmente eclipsado por el escándalo político que en él se originó, cuesta imaginar que el complejo Watergate fuera en su día el lugar más in de la capital de EEUU. Pero lo fue. Sus características líneas curvas se deben al italiano Luigi Moretti, uno de los arquitectos preferidos de aquella jet set italiana de los 50 y 60. En sus apartamentos y áticos vivía buena parte del establishment republicano. El hotel, inaugurado en 1967, supuso un soplo de aire fresco en una escena más bien clásica dominada por nombres como el Willard o el Hay-Adams.


Aún hoy es imposible poner un pie en el hotel sin pensar en Nixon y en todo el proceso que acabó con su mandato.



Sus nuevos propietarios juegan la baza con un saludable sentido del humor. Las llaves de las habitaciones y los bolígrafos tienen frases alusivas al caso y uno de los números de recepción no es otro que la fecha de la dimisión de Nixon. Sin necesidad de invertir un solo dólar en publicidad, el establecimiento, miembro de Preferred, reabrió sus puertas el pasado mes de junio con la esperada repercusión mediática internacional. Su reapertura termina con un cierre acaecido en 2007, tras años de decadencia, y es fruto de la visión y la fortuna de un joven matrimonio judío de Nueva York que adquirió el hotel por 45 millones de dólares y que ha empleado otros 125 millones en devolverle el esplendor.



Ahora ha abierto parcialmente y en los próximos meses entrarán en servicio el spa, la piscina y su terraza con fantásticas vistas al Potomac y algunos edificios emblemáticos de la ciudad. En el interior, el arquitecto Ron Arad, encargado de la reforma, juega con las curvas de Moretti y los guiños retro en un estilo con profusión de elementos metálicos y muebles de diseño. En la planta baja destaca su bar de whisky, con panales cóncavos formados por centenares de botellas del mencionado licor. Las 336 habitaciones están muy bien resueltas. También sobresale el capítulo gastronómico, con diferentes opciones a cargo de chefs de prestigio. El servicio está a la altura de un moderno cinco estrellas y tal vez alguien del staff le recuerde a Don Draper. Sus uniformes han sido diseñados por la responsable de vestuario de la serie Mad Men. Desde 255 euros.





Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...