Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

30 septiembre 2016

piensa en tu próxima Escapada lejos del estrés en estos Hoteles slow en España


PIENSA EN TU PRÓXIMA ESCAPADA LEJOS DEL ESTRÉS EN ESTOS HOTELES SLOW EN ESPAÑA



El siglo XXI es uno de contrastes. Así, a la vez que se levantan edificios cada vez más altos, se desarrollan más y más dispositivos para estar permanentemente conectado y aumenta el número de personas que se alimenta mientras teclea en el trabajo en lugar de en su hogar, hace furor el movimiento 'slow', que invita a pausar el día a día. Comer despacio y productos de la tierra, tomarnos tiempo para disfrutar del silencio y no ir corriendo de un lado para otro intentando llenar lo más rápido posible nuestra bucket list son algunas de sus características. Merece la pena probarlo.

Mar de la Carrasca (Villahermosa del Río, Castellón)

En Castellón, en la montañosa localidad de Villahermosa del Río se encuentra la preciosa masía de primeros de siglo reconstruida Mar de la Carrasca. Aquí se imparten clases de yoga y meditación guiada, para que lo "slow" vaya también por dentro.


Can Martí (Ibiza)

La base de la casa rural Can Martí son las energías renovables y la agricultura ecológica. En su huerto plantan todo tipo de vegetales y en sus tierras corretean las gallinas. Además, su piscina se define como biopool: en ella no hay ningún aditivo químico, todo se mantiene limpio de forma natural. Y su tienda casera es una delicia: en ella ofrecen desde azúcar de caña sin refinar de Comercio Justo y mermeladas de diferentes sabores: higo, fresa, madroño, mora, feijoa, etc… Todo de sus tierras.



Finca La Ramallosa (San Martín de Trevejo, Cáceres)

La Ramallosa es un conjunto de antiguas construcciones de piedra que forman una pequeña aldea con más de un siglo de historia. Enclavadas en plena Sierra de Gata, las casas están rodeadas por una finca de 130 hectáreas de campo donde reina, cómo no, la tranquilidad. Su gastronomía cacereña es uno de sus puntos fuertes, y además organizan clases de cocina tradicional.


Casa Daniela (Formentera, Baleares)

Para imbuirse por completo de la experiencia de habitar en la tranquila Formentera, nada mejor que vivir como un local. Puedes hacerlo reservando en Casa Daniela, donde serás libre entre sus paredes, que no entienden de interior y exterior. Techos altos, espacios llenos de luz y madera de iroco en una edificación inundada de la misma esencia apacible de la isla.


Casa Gisela (Pleta de Baqueira, Lleida)

Una casa de lujo pero con todo el sabor tradicional nos recibe en una de las zonas más bellas del mundo, Pleta de Baqueira. Esta cabaña de diseño está situada lo suficientemente cerca de la estación de esquí, para que te deslices slow por la nieve, a la vez que lo suficientemente lejos del bullicio como para disfrutar de la tranquilidad del valle de Arán.


Finca Naranja (Ronda, Málaga)

"Cualquiera de sus rincones vale por sí solo un viaje a Ronda", decíamos sobre Finca Naranja. Lo cierto es que este precioso Bed&Breakfast situado en una antigua granja, con sus vistas sobre la inabarcable serranía y sus cuatro casitas separadas entre sí, bien merece ese viaje.



Hotel Boutique Cresol, Calaceite (Matarraña, Teruel)

La llaman "la Toscana española" pero la Comarca de Matarraña es algo más: es el reposo hecho destino. Aquí, en el pueblo de Calaceite, podrás descansar en un hotel de sólo seis habitaciones con nombre propio: Alechín, Empeltre, Hojiblanca, Grossal, Arbequina y Picual. Seis variedades de olivos para seis habitaciones que homenajean al antiguo molino de aceite del siglo XVII que era el Hotel Boutique Cresol. Nos quedamos con Hojiblanca, una buhardilla cuya terraza te dará los buenos días con vistas a los Montes de Beceite.


La Trasierra (Cazalla de la Sierra, Sevilla)

En las montañas de Sierra Morena surge un bonito refugio llamado Trasierra, un hotel entrañable, rústico y con toques ingleses donde reina el SILENCIO. Aquí no hay televisores, ni cerraduras, ni teléfonos internos. El ambiente que se respira es como si estuvieras en casa de un amigo. Y la comida que sirven es sencilla, deliciosa y muy saludable.


Mas del Bot (Valderrobres, Teruel)

Las cuatro habitaciones de Mas del Bot han sido construidas con balas de paja y maderas de la zona, y no se han utilizado pegamentos ni pinturas químicas en ningún momento. Por supuesto, en este alojamiento que se funde con la tierra no hay televisión, ni señal de móvil, ni siquiera wifi (excepto en algunos puntos), lo que propiciará que te hagas uno con el lugar sin ninguna distracción.


Hotel Iturregi (Getaria, Guipúzcoa)

Entre viñedos de txakolí y vistazas al faro de Getaria se hallan las ocho habitaciones del inolvidable Iturregi. Su encanto y elegancia se combinan con un servicio que mima con especial cariño al huésped y, sobre todo, con un paisaje en el que descansar por fin la vista y entregarse a la belleza.



El gran sueño (Pintueles, Asturias)

Ni siquiera los niños podrán perturbar tu descanso en El gran sueño, pues no están permitidos. En la cocina, 'slow food', platos sanos elaborados por los dueños "con amor e ingredientes ecológicos, frescos y de proximidad". El resto de la apacible estampa la completan tan sólo cinco habitaciones en este alojamiento reformado con todas las comodidades del siglo XXI y el sabor asturiano más tradicional.





Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...