Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES Tenerife 5 noches 728x90 David Bisbal - 728x90 Beach and Snow -728x90 728x90 Beach GIF Generic ES 728X90 Emirates INT Nuevo Catálogo__728x90

27 septiembre 2016

Bosques del Mundo que parecen Encantados


BOSQUES DEL MUNDO QUE PARECEN ENCANTADOS

No es casualidad que sean escenario de los episodios más misteriosos y fascinantes de la cultura popular: los bosques albergan un silencio ancestral, que provoca escalofríos cuando se rompe; los bosques generan extrañas sombras, que nos erizan la piel cuando se mueven; los bosques te abrazan hasta hacerte parte de ellos, y nos asusta no poder dejarlos nunca más. ¿Qué hay, que es lo que se intuye y se escucha en ellos y por qué no podemos verlo? ¿Es eso que no entendemos lo que nos fascina de estas sobrias selvas? ¿O es tan sólo su belleza? Intentaremos descubrirlo en este paseo por los bosques hechizados del mundo.


Bosque de Yosemite, Estados Unidos

En el Parque Nacional de Yosemite, la naturaleza nos recuerda lo insignificantes que somos; sus macizos bellamente esculpidos, cascadas interminables, lagos cristalinos y un horizonte capaz de dejarnos embelesados son los complementos perfectos a un bosque de película.


Bosque de Jiuzhaigou, China

Situado al norte de Sichuan, en China, encontramos la reserva natural de Jiuzhaigou, donde la voracidad del bosque es tal que conquista hasta las aguas. Por sus impresionante belleza, este valle protegido es muy visitado especialmente en otoño, cuando los tonos amarillos, naranjas y rojizos se reflejan en sus numerosos espejos acuáticos como pintados por la mano de un artista.



Bosque de Hallerbos, Bélgica

Una alfombra de jacintos azulados y ajos de oso tapizan el bosque belga de Hallerbos a finales de abril, un peculiar espectáculo que atrae a gran cantidad de viajeros hasta este bosque de hayas de apenas 550 hectáreas, pero mucho encanto.


Superior National Forest, Estados Unidos

El Superior National Forest, en Minnesota (EE UU), está muy cerca de uno de los Grandes Lagos americanos, lo que le da un toque verdaderamente mágico. Además, el saber que en este bosque boreal se puede acampar libremente (sin necesidad de permisos o pagos) hace que nos parezca aún más maravilloso...



Bosques de Maine, Estados Unidos

Si lees a Stephen King, estarás familiarizado con los bosques de Maine, elementos perennes en sus novelas. Su variedad cromática y su interesante disposición en esta zona, la del Baxter State Park, que atiborra de árboles las islas entre los lagos, son absolutamente encantadores. Por si fuera poco, el festival de colores continúa en los aledaños campos de arándanos y flores silvestres.


Bosque de bambú de Kioto, Japón

La magnética belleza de este bosque de bambú cerca de Kioto es solo un ejemplo de los muchos que pueblan el sureste asiático. Su perfección es prácticamente de otro planeta, y, por si fuera poco, el bambú está asociado con la longevidad y la amistad, y es un símbolo sagrado que protege contra los malos espíritus.


Bosque de Casentinesi, Italia

El bosque, Parque Nacional Italiano desde 1993, es uno de los secretos mejor guardados de la Toscana, esa tierra mítica dónde todo el mundo parece ser feliz y beber Chianti y dónde muy pocos piensan en adentrarse en los misterios de un bosque; las atrayentes urbes de Forli Cesena, Arezzo y Florencia ocupan todo el tiempo. Por esto te recomendamos que hagas un hueco en tu agenda toscana para disfrutar de este espectáculo singular en el que encontrarás tesoros mencionados en la Divina Comedia, como la Cascadade la Acquacheta, por la que Danti Alighieri parecía tener particular predilección. El paseo es inolvidable.


Bosque de Nijigata, Japón

Niigata significa "laguna nueva", y ofrece al visitante amaneceres tan bonitos como este sobre el río Nagase. El magnífico bosque que lo custodia, vigilante, matiza la escena filtrando los cálidos rayos del sol.


Bosques de los Picos de Europa, Asturias

Durante el otoño, los bosques de hoja caduca de los Picos de Europa ofrecen los paisajes más románticos, dejando en un segundo plano la belleza de las imponentes cumbres. Durante el verano, sin embargo, aparecen verdes y vigorizantes, y tan altos que no pueden evitar hacerles cosquillas a las nubes. Tú también puedes intentarlo, y de paso alcanzar una buena panorámica, subiendo al Mirador de Fito, en Arriondas (Asturias).


Bosque de Plitvice, Croacia

¿Es este espectáculo acaso real? Indagamos y resulta que sí, y que pertenece al Parque Nacional de Plitvice, un hábitat natural con 16 lagos conectados entre sí por innumerables cascadas. Entre su vegetación abundan espesos bosques de hayas, abetos y pinos que dan lugar a estampas tan magnétias como esta. En total, el parque cuenta con 30.000 hectáreas, de las que 22.000 son bosques y 8.000, agua.


Bosque de Secuoyas Gigantes, Estados Unidos

Si ver una secuoya gigante impone, ver un bosque entero de ellas es sobrecogedor. Mariposa Grove, en el Parque Nacional de Yosemite, es un lugar perfecto para disfrutar del duro empeño de las secuoyas gigantes por tocar el cielo. Estos colosos de la naturaleza no dejan de sorprendernos con su tamaño, altura y longevidad, y las fotos no hacen justicia a su belleza; hay que estar allí para vivirlo, tocar sus cortezas e intentar abrazar sus enormes troncos (una misión imposible, por cierto). Al comienzo de la ruta por el bosque, podrás incluso observar el corte longidutinal de varios troncos de secuoyas donde sus anillos revelan el tiempo que llevan en la Tierra. Asombroso.


Bosques de Trillemarka, Noruega

La Reserva Natural de Trillemarka-Rollagsfjell es un ejemplo perfecto de cómo eran los bosques escandinavos antes de que el hombre llegara a habitarlos, lo que los hacen todavía más misteriosos si cabe. Valles sinuosos, ríos helados, lagos suspendidos en la niebla y árboles con una historia que se remonta a 600 años atrás conforman el hogar ideal para más de 93 especies animales protegidas, que dependen del equilibrio del bosque para subsistir.


Bosque de Tollymore, Irlanda del Norte

El frondoso bosque de Tollymore, situado a unos 60 kilómetros de Belfast, es parte del mundo ficticio de Invernalia (hablamos de Juego de Tronos, claro). Es aquí, entre sus árboles, donde los Starks encuentran a sus fieles huargos, los cachorros de lobo salvaje que acompañarán y protegerán a la familia a partir de entonces; solo con ver el inquietante verdor de sus milenarias raíces comprendemos la sabia elección de escenario.






Bosque de Turmwater, Estados Unidos

Por su paso por el Cañón Tumwater, el río Wenatchee, en el estado de Washington, deja tras de sí un paraje de colores rojizos, ocres y amarillos que haria las delicias de cualquier ilustrador de cuentos. Así es el otoño perfecto.


Dark Hedges, Irlanda del Norte

La familia Stuart plantó hace más de 300 años estas hayas negras en el camino de entrada a su casa, creando un pasillo de troncos curvos con el fin de impresionar a las visitas que llegaban a su mansión de estilo georgiano. Evidentemente, lo han conseguido.




Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...