Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Melendi - 728x90 Emirates INT

08 junio 2016

Paraísos del Mundo (Zermatt y Jungfrau [Suiza] El Espectacular Techo de Europa

ZERMATT Y JUNGFRAU, SUIZA  /  EL EXPECTACULAR TECHO DEL MUNDO



Zermatt es única y especial en todos los sentidos. Bajo el perfil de la fascinante montaña del Matterhorn, de 4.477 metros, si no la más alta sí la más fotogénica cumbre de los Alpes suizos, Zermatt es una de las exquisitas localidades montañosas del mundo. Escondida en uno de los valles más inaccesibles del cantón meridional del Valais, Zermatt es lo más parecido a un Shangri-La de delicado diseño, elaborado a conciencia para disfrutar de todos los encantos en sus fantásticos paisajes de alta montaña. Más típicamente suiza que cualquier otra estación montañosa de su geografía, Zermatt aúna la sobriedad y el gusto helvéticos que permiten disfrutar del sosiego y la paz en un entorno que impone la estilización de los sentidos.

La aproximación a la villa ya nos introduce a la dimensión que ésta propicia. Está cerrada al tráfico rodado y para llegar a ella hay que tomar el tren desde las poblaciones de Brig, Visp o Täsch, que lleva durante una hora larga por un espectacular panorama de estrechas gargantas. Una vez en la villa, solo se permite la circulación de los pequeños y silenciosos coches eléctricos de los hoteles, junto a calesas y trineos de caballos. El respeto más severo (y romántico, sin duda) al medio ambiente está pues asegurado. La pequeña villa nos recibe en el vértice de un coqueto valle, imponente y seductor a partes iguales, ya que está rodeado por cumbres de más de 4.000 metros. Picos como el del Monte Rosa, el Liskamm y el Dom aceleran nuestras ansias expansionistas, aunque es el Matterhorn (Cervino para los italianos, conocida como “montaña de las montañas” y la cumbre más fotografiada del país) el que realmente acaba por atrapar nuestros anhelos.


La reina de los Alpes

Los servicios de Zermatt se agrupan en apenas una calle, la Bahnhofstrasse y su plaza principal, la Bahnhofplatz, donde uno encuentra un surtido pequeño pero muy selecto de restaurantes, pubs y atractivas tiendas. La villa ha conservado rigurosamente la arquitectura tradicional de alta montaña, con sus casas antiguas de madera y una voluntad férrea de no transgredir las formas en sus nuevas construcciones. Su vocación principal, el esquí, puede practicarse aquí durante más meses que en ninguna otra estación del país. En verano es un paraíso para el excursionismo y el senderismo, con infinidad de rutas de montaña para todos los gustos.

Tanto en verano como en invierno, la reina de las cumbres suizas exhibe por igual su seducción. Si uno viene a disfrutar de algunos de los panoramas de montaña más soberbios del mundo, está en el lugar adecuado. Desde Zermatt, un servicio de tren cremallera te lleva al Gornergrat (3.315 m), con su famoso observatorio y una de las vistas más espectaculares del Matterhorn y del Gomergletscher. Otro funicular sube a la cima del Kleines Matterhorn (3.883 metros), la zona más alta a la que se puede llegar sin riesgos, pero donde uno creerá que toca el cielo, con 38 cuatromiles al alcance de nuestra vista. Después de una mañana dedicada al montañismo o el esquí, uno puede rendirse al encanto que proporciona dar una vuelta a la villa en calesa, sintiéndose que está por completo en otro tiempo.



Grindelwald y el techo de Europa: Jungfrau

No cabe duda de que Suiza es el país perfecto para viajar en tren e ir descubriendo su majestuosa naturaleza. Los trenes circulan por túneles, viaductos y rampas que son un auténtico desafío para el ingenio y la destreza del hombre. Lo que el ser humano ha sido capaz de construir en lugares a priori imposibles es una auténtica obra de arte: rutas espectaculares entre el azul celeste de los lagos, el verde húmedo de los valles y la blancura grisácea de las rocas frías y el hielo. Todo ello es fácilmente detectable cuando uno se encarama con el famoso tren-cremallera que llega hasta los casi 4.000 metros del gigante Jungfrau y que en 2012 celebra su centenario. Hay que acercarse a Grindelwald, un encantador y típico pueblo alpino situado a unos 45 minutos de la capital, Berna. De su estación salen los trenes que suben a las nieves perpetuas encajonadas entre los picos del Jungfrau, del Mönch y del Eiger. Para que la excursión merezca la pena es imprescindible que el tiempo esté despejado. De lo contrario, no sirve de nada mirar por la ventanilla porque se pierde uno de los principales alicientes de esta excursión: la contemplación de uno de los escenarios naturales más bellos de la Tierra.



El mayor espectáculo del mundo

Cuando por fin, y tras dos horas de alucinante ascensión, los dos vagones del tren cremallera alcanzan su destino, llega el clímax. Enteramente excavada en la roca, la estación de Jungfrau suele estar rebosante de gente. Escaleras, pasarelas, galerías, túneles y andenes son un hormiguero de personas que pretenden visitarlo todo en un día. Y es que es desde aquí donde puede contemplarse el origen del glaciar Aletsch, visitar el palacio del hielo o subir todavía 117 metros más para admirar el panorama de 360º que despacha la terraza del observatorio. El cielo es de color azul, impoluto; las nubes parecen nata batida; los glaciares, monstruos bondadosos… También es posible ver la silueta de los esquiadores que se preparan para descender por la nieve del Jungfraufirn, el glaciar más largo de Europa. Los menos atrevidos enfocan sus binóculos hacia la cumbre de la Jungfrau, que permanece allí, impasible, junto al glaciar Aletschgletscher, de 23 kilómetros de extensión. Esta obra de arte de la naturaleza, además de por su belleza y sus dimensiones, puede presumir de ser tremendamente accesible para cualquier excursionista. Aunque sea cual sea la razón que le lleve a este corazón de los Alpes, audaz o íntima, se sentirá plenamente recompensado.


Hoteles: Cara a cara con los Alpes

Ambas zonas proponen muchos alojamientos de ensueño. En Zermatt, por ejemplo, están el Hotel Cervo y el Hotel Coeur des Alpes. El primero, situado en el corazón del pueblo alpino, es relativamente nuevo. Inaugurado en diciembre de 2009, es el fruto y el sueño de Seraina Mueller y Daniel F. Lauber, dos jóvenes hoteleros que siempre tuvieron la idea de abrir un hotel de lujo allí donde la naturaleza fuera la gran protagonista. Encontraron su refugio dorado precisamente aquí, en Zermatt, en un lugar paradisíaco y con excelentes vistas a la “montaña de las montañas”. El servicio es excelente, las habitaciones amplias y muy confortables y el área Wellness ofrece los mejores tratamientos de salud y belleza a los clientes. También el restaurante del hotel (llamado igualmente Cervo) se ha ganado en tan poco tiempo el reconocimiento de todo el mundo.



La segunda opción, el Coeur des Alpes, está situado en una de las zonas más privilegiadas de Zermatt, en lo alto de una pequeña colina que permite unas vistas del Matterhorn excepcionales desde cualquiera de las dependencias del hotel. Construcción típicamente alpina, dispone de todos los servicios para que el cliente se sienta como en su casa. Destaca, también, el salón wellness con servicios exclusivos para sus huéspedes.



En la región del Jungfrau destaca sobre todos los demás el Hotel Victoria, situado en una ubicación privilegiada y pintoresca en Interlaken, entre los dos hermosos lagos y a los pies del eternamente nevado pico del Jungfrau. Todas las habitaciones cuentan con un diseño y una decoración distintivos, desde clásicos hasta contemporáneos. Dispone, además, de varios restaurantes: La Terrase, famoso por su cocina francesa; El Jungfrau Brasserie, con cocina contemporánea a base de productos naturales, y La Pastateca, donde uno puede elegir entre platos de pasta asiática e italiana.


Otra opción es el Hotel Grand Regina de Grindelwald, construido en un edificio histórico que data de 1895. Completamente remodelado, conserva, sin embargo, los detalles arquitectónicos de la época. Las habitaciones son increíbles, el servicio muy bueno y dispone, también, de un club exclusivo de salud, belleza y gimnasio muy completo. Desde las habitaciones, las vistas de los Alpes son realmente increíbles.


Fantástico nuestro viaje de hoy , no ha sido a la playa, sino a las Alpes Suizos
es otra forma de ver otro paraíso.

Y mañana jueves tendremos nuestra sección " Escapada de Fin de Semana " y el lugar elegido es el siguiente.


Hasta mañana amigos, feliz día.

Estamos en contacto, chao.





                                           

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...