Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES Tenerife 5 noches 728x90 David Bisbal - 728x90 Beach and Snow -728x90 728x90 Beach GIF Generic ES 728X90 Emirates INT Nuevo Catálogo__728x90

03 junio 2016

Hoteles de Leyenda (Las Vegas) La Vuelta al Mundo sin Salir de Sin City


LAS VEGAS  /  LA VUELTA AL MUNDO SIN SALIR DE SIN CITY


Pocas ciudades hay en el mundo donde los hoteles jueguen un papel tan protagonista como en Las Vegas. Sería casi imposible hablar de esta ciudad, que se levanta en mitad del desierto de Mojave, sin hacer referencia a sus emblemáticos hoteles, construcciones que ofrecen al paseante un viaje por el mundo y sus maravillas en apenas unos pasos de distancia. Por ejemplo, en algún punto de su horizonte malva se recorta contra el cielo de Las Vegas una inmensa pirámide de cristal que corresponde al Hotel Luxor, uno de los más llamativos de la zona. Muy cerca de este vestigio del antiguo Egipto, en el área comercial del Caesars Palace se alza una imitación del David de Miguel Ángel. Y a poca distancia es posible encontrarse, por citar otro ejemplo, una réplica de la Torre Eiffel, que es la principal atracción del Hotel París.


Experiencias diferentes

Precisamente, esta es una de las premisas sobre las que se asienta la oferta hotelera en la ciudad: cada emplazamiento debe ofrecer una experiencia diferente, mostrar una personalidad propia, alejada de lo que prometen sus vecinos. El esfuerzo por enseñar un servicio diferenciado ha embarcado a los diferentes hoteles en una carrera frenética para asombrar al visitante. El propio Luxor presume de poseer el rayo de luz más potente del mundo, una columna que se alza hacia las estrellas y que, según aseguran en el establecimiento, es visible a cientos de kilómetros de distancia.



Otra de las atracciones más llamativas es la que ofrece el Hotel Stratosphere, ya que el visitante tiene la posibilidad de hacer puenting desde lo alto de su torre, que equivale a la 108ª planta de un edificio. Todo ello con el Strip a los pies.



El Strip es la estrecha avenida en cuyo margen se elevan los hoteles, que en su práctica totalidad poseen unas dimensiones descomunales, de esas que empequeñecen a cualquier observador. Aunque la fiebre constructora de las ciudades más boyantes del planeta siempre altera estas cifras, se dice que al menos catorce de los veinte hoteles más grandes del mundo se encuentran en Las Vegas. Uno de ellos es el MGM Grand, que dispone de más de 5.000 habitaciones.


Juego y espectáculo

En los últimos tiempos los hoteles han sufrido una mutación asombrosa para diversificar la oferta y atraer a un público de un carácter mucho más amplio, e incluso de todas las edades. Ya queda lejos la época en la que el mafioso Benjamin Bugsy Siegel se acodaba en la barra del Flamingo, allá por el año 1945.




 Ahora la ciudad no es la meca del vicio (aunque la gran cantidad de despedidas de soltero se encarga de animar la ciudad en este sentido), sino un catálogo ilimitado de oferta de ocio, algo que para ciertos críticos convierte a la ciudad en un centro comercial de dimensiones descomunales. En cualquier caso, el juego cada año supone un porcentaje menor de beneficios para Las Vegas.

Otra de las transformaciones que ha vivido la ciudad consiste en que, mientras en el interior de los hoteles se mantienen grandes shows en cartel, algunos espectáculos también han salido a la calle. En mitad de un paseo al aire libre, uno puede toparse desde una batalla marítima en el Treasaure Island.



Hasta la explosión de un volcán en The Mirage, lo que concede validez a las palabras del filósofo Bruce Bégout sobre Las Vegas: “Lo interior y lo exterior, lo cubierto y lo abierto, se confunden en un espacio continuo”.



Una vez que los establecimientos hoteleros han captado la atención de los visitantes, sus instalaciones ofrecen una atención tan completa que, podría decirse, es posible vivir una experiencia made in Las Vegas sin necesidad de salir a través de sus inmensas puertas giratorias. Con sus propios casinos, sus comercios exclusivos y una oferta de servicios que cuida todos los detalles, “en estos espacios no hay nada casual ni dejado al azar, sino que cada uno de sus elementos responde a una intencionalidad”, escribía Simón Marchán.


Hoteles de cine

Pero Las Vegas se resiste con firmeza a cualquier tipo de generalización y ofrece espacios muy variados, aptos para todo tipo de clientes. Podría decirse que para quienes rigen la ciudad tanto vale un billete de 100 dólares como 10.000 monedas de un centavo. Es decir, quien persigue un ambiente más selecto, podrá satisfacer sus pretensiones, sus ansias de langosta y su afán de verse reflejado en espejos recién abrillantados. Del mismo modo, quien quiera pasearse sin apenas gastar dinero, también podrá hacerlo, siempre y cuando sepa resistirse a una oferta que busca atrapar a todos los visitantes.

En Las Vegas ocurre algo parecido a lo que cuentan muchos viajeros que pasaron por las calles de Nueva York, y es que ha sido escenario de tantas ficciones que uno tiene la sensación de haber estado allí. Ha acogido algunas películas que no se entenderían en otro lugar, tales como Casino, Leaving Las Vegas o Una proposición indecente. Pero en términos cinematográficos, y a la vista de la deriva que ha tomado la ciudad del pecado, podría decirse que quien visita Las Vegas puede llegar a sentirse como el gran protagonista de una superproducción en toda regla.


Luces, música… Bellagio

Uno de los espectáculos más elegantes que pueden apreciarse en el Strip se encuentra a las puertas del Bellagio, con su espectacular coreografía de luces, música y agua. Dentro de la amplísima oferta que asalta al visitante en la ciudad se trata, sin duda, de uno de los momentos más agradables del paseo. Además, sirve como una declaración de intenciones del Bellagio, un hotel que apuesta por el sello distintivo del buen gusto (algo que se agradece en una ciudad donde no todo el mundo ha sido agraciado con la virtud del buen gusto).

Probemos, por ejemplo, lo que podría dar de sí una jornada sin abandonar las puertas de este complejo. Por la mañana uno podría empezar la jornada, sin grandes madrugones (la zona turística de Las Vegas tal vez sea el destino más perezoso imaginable), en el Spa o en su exclusivo salón de belleza, que incluyen terapias de evocador aire oriental. Con el cuerpo en un perfecto estado de relajación, uno podría dirigirse a la zona de compras, donde las marcas más importantes encuentran acomodo. Desde Giorgio Armani a Chanel, las grandes casas de diseño tienen un hueco. Además, si el huésped del Bellagio es de aquellos que suelen dejar las cosas para el último momento, tampoco hay problema, ya que las tiendas permanecen abiertas hasta la medianoche.

Llega la hora de comer y es posible elegir dentro de un amplio surtido de restaurantes, desde locales galardonados con el premio James Beard, otros con la categoría de cinco diamantes de la AAA, hasta lugares para tomarse un snack rápido, todo ello con elevados estándares de calidad.

Una experiencia completa de Las Vegas nos obliga a pasar por el espectáculo que ofrece el hotel, a cargo del Circo del Sol, y también por el casino. Los jugadores más tímidos pueden probar suerte en las máquinas o en las mesas que se encuentran en perpetuo movimiento, mientras que los más avezados podrán apostar en el salón privado, lo más exclusivo del casino, diseñado por Adam Tihany, donde se manejan cifras mareantes. Por último, existe un variado catálogo de clubes en los que tomar un cóctel, lugar de reunión para la gente más refinada que se da cita en Las Vegas.


Maravillosa las Vegas, nunca he estado en las Vegas, pero desde ya nos estamos planteando un viajecito para el año que viene.

Ya estamos preparando el siguiente viaje , para conocer mas Hoteles de Leyenda.

Llegamos al primer fin de semana del mes de junio, pero nosotros volveremos el próximo lunes con nuestra sección " El Viaje de la Semana " y el lugar elegido es el siguiente.


Nada mas por hoy y por esta semana, desde Todas Direcciones os deseamos un feliz fin de semana, hasta el próximo lunes, adios.

Estamos en contacto, chao.



Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...