Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

27 abril 2016

Paraísos del Mundo (Maasai Mara) El Parque Natural por Excelencia (Kenia)


MAASAI MARA,  EL PARQUE NATURAL POR EXCELENCIA (KENIA)


De todas las reconocidas bondades naturales de Kenia, Maasai Mara es la que más fascinación suscita entre los animalistas. En verano, las grandes migraciones y las manadas comienzan su peregrinación hacia tierras más fértiles. Una lucha por la supervivencia durante la que la naturaleza presenta un espectáculo único. Nuestro viaje arranca con la bucólica estampa de las infinitas llanuras que, salpicadas por alguna acacia amarilla, deja a su paso el río Mara en las tierras Maasai. Esta imagen, que evoca irremediablemente películas como Mogambo o Memorias de África, anestesia nuestra ansiedad por descubrir mundo, sumergiéndonos en una pacífica ensoñación que, lejos de compartir síntomas con el síndrome de Stendhal, nos invita a formar parte del milagro de la vida. La Reserva Natural de Maasai Mara consta de 320 km2, donde vive en plena libertad la fauna más representativa del continente.

Escenario de la gran migración, esta reserva se ha convertido en un complejo entramado de caminos transitables en 4×4 turísticos, que surcan las principales empresas de safaris de la zona. Los vehículos todoterreno que transportan a los turistas están conectados entre sí por radio; si un coche ve un animal de interés en un lugar determinado, el conductor informa por el walkie-talkie y los vehículos más cercanos se pueden aprovechar del hallazgo. Una leona de caza, un leopardo en plena carrera o una manada de ñus pastando a nuestro lado son solo ejemplos de todo lo que se puede ver si se acierta en el momento y el lugar. Algún hipopótamo despistado en busca de una charca, hienas en busca de carroña y gacelas pastando en continuo estado de alerta son sólo parte del día a día en estas suaves colinas que configuran la sabana africana. Más fáciles de ver, las grandes manadas de elefantes despiertan absoluta devoción por la naturaleza.


El hombre, otro gran protagonista

Las tribus maasai son la otra imagen del parque. Lo más parecido a una ciudad se encuentra a la puerta del parque, Maasai Mara Town. Después solo se ven pequeños poblados dispersos entre la sabana. Entre estos núcleos de población hay varios destinados a mostrar al turista el modo de vida maasai y sus ritos más atávicos. Los maasai, gustosos, muestran al visitante cómo es la organización de sus manyattas, los poblados maasai. Sus chozas, hechas a base de barro, paja y excremento animal, están dispuestas en círculo, cuyo centro se convierte en el punto de encuentro del poblado a modo de plaza mayor. Aquí los ancianos maasai transmiten a los más jóvenes su sabiduría sobre la vida. En las tribus es fácil identificar a los moran, adolescentes que, tras un ritual de circuncisión y cuatro años en la naturaleza, vuelven al poblado convertidos en guerreros para tomar una esposa y marcharse con ella para formar un nuevo asentamiento. La shuka, la tradicional vestimenta maasai, tiñe de rojo un áspero y apasionante paisaje donde predominan el negro y los tonos ocres. Llaman también la atención las vistosas dilataciones que lucen en las orejas tanto hombres como mujeres, que adornan con circunferencias de madera y cuentas de colores.


Caza y pastoreo

Los maasai, pueblo de carácter cazador, se han visto obligados al pastoreo trashumante, y es fácil encontrar algún líder que acceda gustoso a compartir aquellos lejanos tiempos en los que el hombre, solamente provisto de su lanza, miraba frente a frente a los leones. Mezcla de literatura, de exageración y de proeza sobrehumana, lo cierto es que este intercambio cultural se ha convertido en una enriquecedora fórmula de hacer turismo, donde la imaginación del viajero vuela hasta una época que se resiste a quedar en el olvido. Los maasai, a cambio, sacan un puñado de dólares con los que poder subsistir entre la extrema austeridad y con el infinito orgullo de mantener viva la ancestral llama de una etnia de la que apenas quedan 800.000 personas.


Música para viajar

John Barry podría ser el encargado de poner la música a este místico viaje a la cuna del hombre. El prolífico músico británico, compuso la banda sonora de Nacida libre. La película de 1966 rodada en Kenia y basada en la relación entre la naturaleza y el hombre, consiguió dos Oscar a la mejor banda sonora y a la mejor canción. Memorias de África es otro de sus hitos cinematográficos, siendo el tema central de la película uno de los sonidos más evocadores de las extensas llanuras y uno de los temas más reconocibles de la dilatada carrera de Barry. Le reportó otro de los cinco Oscar con que la Academia quiso reconocer su gran labor. Para las kilométricas jornadas en el Maasai Mara, muchos conductores de los 4×4 optan por el reivindicativo Lucky Dube. Considerado el cantante de reggae más influyente del siglo XX, Dube es todo un referente musical en el África negra. Sudafricano de nacimiento, su mensaje caló en la sociedad keniata. Su último disco, Respeto, fue un canto a la paz y una feroz repulsa a la inseguridad ciudadana. Dube fue asesinado en Johannesburgo el 18 de octubre de 2007, a los 43 años de edad. Fue entonces cuando nació el mito.


Hoteles: Despertar con los ruidos de la sabana

Maasai Mara, como destino turístico, está concebido para viajeros con un importante nivel adquisitivo. La estación seca, entre los meses de julio y octubre, es cuando se da la mayor concentración de fauna. La estación húmeda, desde finales de enero hasta marzo, es cuando abunda la hierba en las llanuras, pero resulta más difícil ver a los animales. Hay numerosos alojamientos de lujo, integrados en el Parque Nacional, que disponen de todo tipo de instalaciones y servicios. Elegir una acomodación entre todos los hoteles cinco estrellas resulta tarea difícil. Fijado el presupuesto, falta definir la ubicación y el tipo de alojamiento. Lo más habitual es hospedarse en un hotel-campamento (es decir, un recinto protegido), con tiendas de campaña de lujo y varios espacios comunes (piscina, comedores, salas de reuniones, recepción, boutiques…). Uno de estos hoteles es el Sarova Mara Game Camp. La cadena Sarova cuenta con siete hoteles repartidos en los lugares más importantes de Kenia y el este de África. El Mara Game Camp es un complejo compuesto por 73 tiendas de campaña, veinte de ellas de lujo, otras 51 estándar y dos familiares. Completan las instalaciones dos agradables piscinas con vistas a las llanuras, un rústico minigolf, el restaurante y diversos salones con capacidad para la organización de eventos e incentivos.




Como novedad reciente, la pareja formada por Jorge Alesanco y Mariola Liberal regentan las instalaciones del Cheetah Tented Camp, el primer campamento dirigido y atendido por españoles en el Maasai Mara. Es un tented camp de lujo que ha plantado sus tiendas junto a uno de los pasos de la Gran Migración, que se produce a partir de junio y hasta octubre en el río Mara.



Otros campamentos, algunos de los cuales incluyen todo tipo de comodidades, cenas a la luz de las velas en plena naturaleza, restaurantes a la carta, vistas increíbles sobre la sabana, las montañas y el río Mara, son Leleshwa Camp, Mara Explorer Camp, Mara Intrepids Center Camp, Kuoni Mara Bushtops Camp, Kichwa Tembo Tented Camp, ubicado en la parte noroeste de la Reserva, y el Sekenani Tented Camp, este último gestionado conjuntamente por varias familias maasai.


Un autentico Paraíso el Parque Natural de Maasai Mara en Kenia.

Mañana jueves tendremos nuestra sección " Escapada de Fin de Semana " y este es el lugar elegido para irnos de escapada.


Nada mas por hoy, hasta mañana, feliz día.

Estamos en contacto, chao.








                                    

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...