Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES Tenerife 5 noches 728x90 David Bisbal - 728x90 Beach and Snow -728x90 728x90 Beach GIF Generic ES 728X90 Emirates INT Nuevo Catálogo__728x90

01 abril 2016

Hoteles de Leyenda (Canales de Kerala, La Cuna de un Mismo Dios)

CANALES DE KERALA, LA CUNA DE UN MISMO DIOS


Las varias leyendas que intentan explicar el nacimiento de Kerala añaden aún más misticismo a un Estado que ya goza de ciertas peculiaridades: es meca del ayurveda y cuna de un sistema de lagunas, lagos, canales y manglares extraordinario. La medicina tradicional india y los backwaters se convierten aquí en las mejores coartadas, tanto para el entramado turístico que recibe como para el viajero y turista que acude. Por eso la mayor parte de hoteles intentan combinar ambas opciones.


“Made in India”

El ayurveda encuentra en Kerala su escenario natural óptimo gracias al clima, los abundantes bosques y la ayuda de los monzones. Resulta curioso que la mejor época para aplicar sus terapias de rejuvenecimiento sea la del monzón y que, justo después de que haya pasado, empiece la temporada ideal para adentrarse en los backwaters. Atinar con la fecha y optar por las opciones de cadenas hoteleras indias puede ser garantía de éxito. La local CGH Earth, de la familia Dominic, gestiona en Kerala, además del Coconut Lagoon, el Casino Hotel en Cochín, el Spice Village Resort en Thekkady, el Marari Beach Resort en Mararikulam y el Karali Kovilakom en Palakkad. Aunque todos ofrecen programas de ayurveda, el más especializado es el último, que cuenta con un centro donde, además de tratamientos y masajes, se puede practicar yoga, pranayama y kalaripayattu (arte marcial), y donde la cocina se rige también por las saludables reglas de esta terapia y medicina milenaria.



La cadena india Vivanta by Taj, quizá menos auténtica o tradicional que la anterior, pero mejor adaptada a los tiempos, cuenta también con varios establecimientos en el Estado. La exquisitez y el lujo marcan la pauta en los hoteles Malabar en Cochín y Vivanta by Taj en Kurakarom y Kovalam, dotados de buen diseño, completos Spas y variadas opciones culinarias.



La moderna y vanguardista cadena Park Hotels está igualmente presente en Kerala con establecimientos como The Park on Vembanad Lake, un hotel boutique de diseño contemporáneo con diez habitaciones, restaurante, Spa, gimnasio y piscina.


Dormir sobre el agua: casas-barco

Surcar los canales a bordo de un kettuvallam, casa-barco tradicional, es una de las experiencias ineludibles de todo el que viaja a Kerala. Estas embarcaciones surcan las tranquilas aguas de los canales permitiendo el acceso a zonas rurales insólitas que no se podrían conocer a pie. Las mencionadas CGH Earth y Park Hotels disponen de cruceros que permiten alojarse y conocer los backwaters al mismo tiempo, aunque hacen su propuesta de manera muy distinta. La primera, a bordo de kettuvallams tradicionales con techo de paja, dos habitaciones dobles y una tripulación formada por tres expertos en canales que también se encarga de la cocina.



Park cuenta con el Apsara, que combina las comodidades de un yate europeo y el encanto de un hotel boutique en una embarcación de dos plantas que recuerda a los antiguos barcos de vapor.



Otra cadena india, The Paul, cuenta en su Kumarakom Lake Resort con casas-barco bien equipadas como una opción de alojamiento más de su centro vacacional.



Pero, sin lugar a dudas, la opción más selecta es la avalada por la firma Oberoi, que opera cruceros de lujo en los Canales de Kerala a bordo del Vrinda. Con ocho camarotes de primera clase que incluyen cama king size y grandes ventanales, recorre durante cuatro días y tres noches los lugares más destacados del lago Vembanad, el río Pamba y el canal de Allepey.



Frente a la experiencia cultural, tradicional o puramente autóctona, Kerala también se puede disfrutar sin renunciar a la exclusividad, el glamour o el refinamiento propios de los hoteles llamados con encanto. Small Luxury Hotels cuenta con tres opciones en el país del mismo Dios. El Kurakarom Lake Resort está especializado en ayurveda y cuenta con piezas de arte originales, jacuzzis y piscinas privadas en la mayor parte de las habitaciones.



En el lago Mala de Kollam, el Fragant Nature Retreat & Resort ofrece 29 estancias de lujo exaltando el marco natural donde se encuentra y reduciendo al mínimo su impacto ambiental.



El Old Harbour Hotel, por su parte, considerado el primer establecimiento hotelero que existió en Cochín, se emplaza en un antiguo edificio colonial holandés con evidentes influencias portuguesas que remonta su historia 300 años atrás. Sus 13 habitaciones (con nombres de antiguas calles de la ciudad) han sido diseñadas y decoradas por Karl Damschen, y de su cocina salen unos exquisitos panes artesanales, jugos naturales de frutas o verduras orgánicas.


Cocina personalizada e íntima

A Beach Symphony es el nombre elegido para su establecimiento por una pareja de belgas que encontraron en la India su refugio particular. Junto a su hogar ofrecen cuatro cottages de estilo boutique e impecable diseño (Khonbu, Violin, Sitar y Nagaswaram), cada uno con su propia personalidad y decoración. Su cocina personalizada se sirve en la intimidad de cada casita o también en el jardín, a la luz de las velas, y cuenta con un interesante programa de actividades donde no faltan el ayurveda o los kettuvalam.



Otras opciones recomendables pasan por las casitas flotantes del Poovar Island Resort, la esencia costera del The Leela Kovalam y el completo menú de Malabar Escapes & House, que permite conocer lo mejor de Kerala a través de los distintos refugios que reparte sobre su mapa.


Coconut Lagoon

La niña bonita de la cadena CGH Earth es esta Laguna de Cocos solo accesible en barco e inmersa en el lago Vembanad. La experiencia que se llevan sus huéspedes es absolutamente memorable. A golpe de autenticidad y un profundo respeto por la naturaleza, este hotel, que le hace guiños a la historia heredando el ambiente de las antiguas aldeas feudales de Malabar, está cruzado por canales, siendo el agua uno de los principales protagonistas de su actividad. Sobre el agua se llega a la mansión del siglo XIX que hace las veces de recepción y sobre agua se conduce a los huéspedes, a través de pequeños canales, hasta los bungalós inmersos en el follaje que les harán de refugios temporales. No sorprende en absoluto que el Coconut Lagoon haya sido descrito como uno de los 25 mejores destinos, que no hoteles, del mundo: su universo particular es único. Desde la piscina de postal, la política medioambiental, el Spa ayurvédico o la cocina de inspiración tradicional, todo lo que ocurre en el Coconut está pensado para estremecer positivamente los sentidos. ¿El objetivo? Acercar la cultura de Kerala y la autenticidad de sus costumbres, al tiempo que se ofrecen los mejores mimos y cuidados.
Aquí, el día comienza saludando al sol en el pabellón de yoga y las horas del día pasan tranquilamente disfrutando de placeres como el jardín de mariposas o cumpliendo los tratamientos de unos programas ayurvédicos que duran de una semana a veinte días. El atardecer marca el momento para los cócteles y los espectáculos de danza, música o folclore, que suben el telón al caer la noche. Entre distintas actividades o momentos contemplativos, las tres propuestas culinarias del hotel son perfectas para tomarle el pulso a la cocina malabari y hacen especial hincapié en las especies de pescado fresco y marisco que se capturan en el lago y en el Mar Arábigo.


Nuevamente, otro viaje que hemos realizado (simbolicamente), para conocer Hoteles de Leyenda y en lugares apartado de todo y paradisíacos, el viajar a esto lugares y conocer estos hoteles, ya depende de ti.

Nosotros volveremos el próximo lunes con nuestra sección " El Viaje de la Semana " y  el lugar elegido es el siguiente.


Feliz fin de semana, os esperamos aquí en Todas Direcciones el lunes.

Estamos en contacto, chao.




Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...