Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

18 marzo 2016

Hoteles de Leyenda (Romántico Bali, Las Estancias Soñadas)

ROMÁNTICO BALI , LAS ESTANCIAS SOÑADAS


La pretensión de muchas parejas de novios es una luna de miel cargada de esencia y espiritualidad. Un halo místico que anude su amor para siempre tornándolo inquebrantable. Eso es, precisamente, lo que encuentran los enamorados nada más pisar tierra santa balinesa. Sus 20.000 templos hablan por sí mismos de un mundo aparte. Sus emblemáticos hoteles recrean un universo romántico, pequeños reductos a escala de la iconoclasta sociedad balinesa: atemperada, humilde, siempre dispuesta a agradar sin pedir nada a cambio.

Un festín para los sentidos que no deja indiferente a las miles de parejas que año tras año eligen Bali para comenzar su viaje o a veces para reverdecer ese amor que creían olvidado. Nada más aterrizar en Ngurah Rai, la humedad te golpea y te deposita en una atmósfera visceralmente distinta a todo aquello que hubieras inhalado antes. No se sorprenda si el mozo de turno dice “no” a su agradecida propina. Ellos forman parte de un cosmos peculiar e intransferible regido por un hinduismo llegado a la isla de la mano de emigrantes orientales allá por el siglo X y que sestea entre la originalidad libertaria y los principios más personales e inmutables, a la altura de “el que reza sin ser visto, habla con Dios; el que reza para que lo vean, solo balbucea consigo mismo”.


Arquitectura con significado

Y es que la religión, sin duda alguna, es piedra angular de una sociedad, la indonesia balinesa, pacífica como pocas. Algo que queda de manifiesto en la apacible arquitectura que enmarca algunos de sus establecimientos más emblemáticos. Como muestra, un botón, el Amandari Bali. Una villa balinesa en la que todo tiene un porqué y un significado preciso y en nada aleatorio. Un espacio sentido como ser viviente, en el que todos sus elementos se mantienen en armonía con el resto del universo tal y como detalla el antiquísimo Asta Kosalia, documento que observa con precisión las técnicas constructivas de templos y villas, así como los rituales mántricos que deben acompañarlos.



Sentir la energía

Si su más oculto deseo es no salir de su suite más de lo estrictamente necesario, aquí, en los villa resort balineses podrá salirse con la suya sin problemas. Presumirá al mismo tiempo de haber conocido la esencia del Bali más ancestral. También sentirá si el chi o energía lo acompaña. Eso al menos es lo que pretende la distribución de cada estancia en la que los cuatro puntos cardinales quedan hermanados con agua, tierra, cielo y fuego. Así, por lo menos, es como se han concebido los hoteles más emblemáticos en la isla de los dioses: The Oberoi, que, además, tiene el mérito de ser el primer complejo balinés que marcó hace ya más de veinte años las pautas que luego seguirían los demás; el Four Seasons at Jimbaran Bay, que resume la nueva generación de hoteles balineses creados para el romance y el placer; el Amankila…

Cada sala, cada patio, cada acuífero fresco y verde entroniza con la cosmogonía balinesa. Más allá de los sanguinolentos y esperpénticos mamuts hoteleros que algunas grandes cadenas abrieron a comienzos de los 70, Bali se ha convertido a través de sus resorts en la pecata minuta del viajero romántico. El sueño de todo amante perdido al encuentro de Eros que halla en cada espacio la recreación perfecta de esa angeología balinesa tan bienaventurada. En ella todo es tres. Y tres es todo. Este número es a la par símbolo de la trinidad hinduista (Brahma, Vishnu y Shiva), de los tres elementos del cuerpo humano (cuerpo, tronco y piernas) y de los tres sentimientos que hallará por doquier si se aloja en cualquiera de las villas que traspasan el deseo de lo inimaginable para convertirlo en realidad. Pequeños templos a la medida del occidental más exigente. La zona más sagrada de cada villa mirará hacia a la montaña en un deseo de esparcimiento e iluminación. La zona intermedia se dedicará a los placeres mundanos y la poluta se orientará hacia el mar en un claro guiño para ahuyentar los malos augurios.


Abstraerse de todo

Lo cortés no quita lo valiente, convirtiéndose el lujo en santo y seña de los cientos de villas hoteleras que jalonan la isla. En Ubud, una antigua población pobre y rebosante de arte que palpita en esta última década como avant-garde del dolce far niente, el Chedi Club y su sofisticado Spa es en sí mismo un viaje al cuento de las mil y una noches.



Nada le envidia el Komaneka at Bisma, naciendo de la nada entre una vegetación tropical que le abstraerá del mundanal ruido. Fuera, un pueblo que vive de inmensos arrozales y del Suka Wati, su mercado de arte: telas aplisadas con la técnica de batik, maderas figurativas de teca negra, miniaturas coralinas y objetos inverosímiles que harán las delicias del coleccionista o el comprador más lisonjero.

A pocos minutos, Celuk, que concentra en sus orfebres las tradiciones más ancestrales en el trabajo del oro y la plata, y Mas, epicentro de sus ricas tallas en madera.

Desde la atalaya de su monte sagrado, el punto más alto, confluencia telúrica de volcanes todavía activos, pero pacíficos, el monte Agung, cuya última erupción data de 1963. Una, quizás, penúltima despedida en las alturas de una isla que muestra una tierra que susurra desde el cielo.


Amandari Bali

Situado a diez minutos de Ubud, la capital cultural y espiritual de Bali, este establecimiento se inspira en un pueblo balinés, con sus veredas de andesita y sus altas paredes de arenisca. En perfecta armonía con su magnífico entorno, sobre un escarpe que domina el río Ayung, el Amandari comprende 30 suites construidas con teca y madera de cocotero, cubiertas con techos de paja de fragante alang-alang y cada una con su patio privado; varias de estas suites tienen una piscina privada y los cinco pabellones de la Villa, inmersos en los arrozales en terrazas y con espléndidas vistas al río, tienen tres dormitorios, una piscina en dos niveles y un gran comedor circular, sin paredes pero con techumbre, para cenar al aire libre.

El Amandari también posee un gimnasio, una pista de tenis, una biblioteca, instalaciones para conferencias y conexión a Internet, un parque infantil, varios bares y un restaurante que ofrece suculentos platos. También tiene un Spa que ofrece una gran variedad de tratamientos de bienestar y belleza, desde masajes, manicura y cuidados faciales, todo ello con ingredientes naturales, hasta clases de yoga y tratamientos tradicionales como el Mandi Lulur o baño con cremas. Y lo que es más importante, dispone de un servicio excelente, con un personal acogedor y sonriente, dirigido por un gerente que se preocupa por dar la correcta bienvenida. En definitiva, un cinco estrellas con un lujo discreto que para algunos es un poco vetusto, pero que para otros es realmente encantador.

Como un balinés auténtico, el huésped del Amandari podrá peregrinar hasta el templo de Tampaksiring, cuya creación se atribuye al dios Indra, asistir a una de esas despreocupadas cremaciones en las que sólo manifiestan su tristeza los más allegados al fallecido o simplemente dejarse mecer por el ritmo del gamelán, ese especial xilofón cuya música embruja la isla entera. También podrá visitar los numerosos y excelentes artesanos de Ubud y de sus alrededores, o disfrutar con alguna de las obras del teatro balinés, esa amalgama de danza, música y acción que, como todo en esta isla, va destinado primero a los dioses y después a los humanos.


Hasta aquí, nuestro recorrido por Bali y sus maravillosos hoteles que te enamoraran.

Y ya por fin llegamos a un nuevo fin de semana tan esperado por muchos o mas bien por todos.

El Domingo comenzara un año mas la Semana Santa, el lunes daremos paso a la siempre bonita Primavera, por lo tanto daremos punto y final por el momento al Invierno. Osea que es un fin de semana de transición a unos eventos muy esperados por todos.

Nosotros estaremos de vuelta, Dios mediante, el próximo lunes día 21 con nuestra sección " El Viaje de la Semana ", y el lugar elegido es el siguiente.



Un viaje muy excitante, muy bonito y de muchos colores., no te lo pierdas.


Comentaros a todos que el Jueves Santo y el Viernes Santo no estaremos como hacemos cada jueves y viernes, nos tomaremos unas vacaciones mini, durante estos días de Semana Santa.

En cambio os haremos una recomendación para esos días tan señalados, y es que en Pádme Radio tendremos una programación especial de Semana Santa los días 24, 25 y 26, así que os aconsejamos que no os lo perdáis.



Nada mas amigos, feliz fin de semana, y os esperamos aquí en Todas Direcciones, tu blog de viaje, el lunes, día que entra la Primavera a nuestras vidas un año mas.

Estamos en contacto, chao.







Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...