Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES Tenerife 5 noches 728x90 David Bisbal - 728x90 Beach and Snow -728x90 728x90 Beach GIF Generic ES 728X90 Emirates INT Nuevo Catálogo__728x90

19 mayo 2015

Lugares de España que hay que Conocer (Valencia)



VALENCIA ♥



La paella es el gran reclamo. Y ahora, la Ciudad de las Artes y las Ciencias es el otro gran reclamo… así terminaba la entrada anterior, y así tiene que comenzar esta. Son las mejores pistas para entender que lo que llega ahora es la ciudad de sol y mar: Valencia.

En la costa mediterránea, acoge en su interior al río Jucar y al Turia. Respecto a la denominación de origen, se puede traducir por los romanos como ‘la tierra del valor (o la fuerza), mientras que los árabes la llamaban ‘la ciudad de la arena’. Hoy podemos decir, que no iban mal encaminados.



Por cierto, un apunte importante y característico sobre uno de sus ríos: el Turia. Y es que divide en dos zonas a la ciudad, por lo que se construyeron a lo largo de la historia varios puentes. Algunos fueron destruidos por las riadas, pero reconstruidos después. Todos ellos van desde el parque de Cabecera hasta el puerto. Entre estos puentes, encontramos el `Puente del Mar’, el ‘Puente de las Flores’ , el ‘Puente de la Exposición (o de la Peineta)’ o el ‘Puente del Real’ (que daba acceso desde el antiguo Palacio Real a la ciudad). En definitiva, deberás atravesarlos para formar parte de la experiencia de Valencia.


Destacar que, aunque sea más típico acercarse a sus pueblos como Gandía, Oliva o Cullera, la ciudad tiene la esencia obligada a sentir. Son, por ejemplo, sus parques y jardines los que le dan vitalidad y un color natural que reflejan que está viva. Algo parecido citamos antes, que la ciudad fue concebida por los romanos como un lugar de fuerza pero también de descanso. Pues bien, es ese descanso el que no agobia ni termina. Sus zonas ajardinadas, son muchas… como el jardín Botánico, el parque del Oeste o el jardín del Turia (de más de 6,5 km de vegetación).


La ciudad de las naranjas, también. Cómo olvidarse de su rico jugo. En ella encontramos las playas y dunas de Canet d’En Berenguer, donde el litoral adquiere un aspecto ocioso y residencial, al igual que al norte de la capital valenciana, donde han crecido pequeñas ciudades de gran turismo (La Pobla de Farnals, Alboraya y el Puig). Dentro del término municipal de Valencia, las playas de La Malvarrosa y Levante, que ofrecen lugares donde comer y disfrutar de veladas junto al mar. Y ya tirando para el sur, la naturaleza se hace más presente en la playa del Saler y en el Parque Natural de L’Albufera, donde se puede gozar del sol en un paraje singular.


Ahora sí, para poder dormir… la oferta es incontrolable. Podemos quedarnos en pleno centro para, no sólo estar cerca de las típicas rutas turísticas, sino para concentrarse en el tapeo (el buen comer siempre ocupa un lugar primordial). O bien marcharte a los pueblos que encierran a la ciudad, buscando tranquilidad.

Esta vez, y después de ver lo fácil que es ‘Hotelear a tu gusto’, dejo a elección propia este punto.

Hoy toca preocuparse por el hambre que tenemos. Por las ganas de arreglarse y salir a degustar. Que nos mimen el paladar, pero para ello hay que acertar lo máximo posible. Respetando la ilimitada oferta de apetitosos lugares para comer, bien sean bares modernos, pubs hippies, terrazas pequeñitas y acogedoras, restaurantes de lujo, tabernas antiguas.

- MercatBar del cocinero Quique Dacosta. Se sirven tapas clásicas, interpretándolas con respeto y siendo fieles a su sabor.
Calle de Joaquín Costa, 27.



- El Campás. Comida tradicional y muy seleccionada. La carta es ‘todoterreno’: con ensaladas, platos calientes, platos fríos, carnes, pescados y postres.
Avenida Aragón, 23.



- Restaurante Borja Azcutia. Orientado hacia la comida valenciana, en la que el arroz es protagonista. Con gran calidad de producto. Donde la estancia es ‘como en casa’, estaría entre los restaurantes de toda la vida.
Calle del Almirante Cadarso, 16.



- Torreblanca. Aquí hay que buscar   el postre. No podemos olvidar el  factor ‘dulce’. No hay que sentarse,  no hay que pensárselo mucho… tan  sólo entra en su tienda y elige. Un  arte del conocido Paco Torreblanca que te sorprenderá. Arte convertido en pasteles,  tartas… todo, con diseños increíbles.
Calle del Conde de Salvatierra, 35.


Pues el viaje a Valencia, creo que ha valido la pena, sobre todo a la hora de comer.

Ya estamos preparando nuestro próximo viaje a algún lugar de España para conocerlo un poquito mejor.

Recuerda que mañana miércoles tendremos nuestra sección de Paraísos del Mundo, y el lugar elegido es el siguiente, si te gusta apúntate.


Nada mas, estamos en contacto, chao.




Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...