Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Melendi - 728x90 Emirates INT

23 febrero 2015

El Viaje de la Semana (Safari Frente al Himalaya ) En el Corazón de la Jungla


                       SAFARI   FRENTE   AL   HIMALAYA 





En la grupa de un elefante, la selva se ve nítida y perfectamente acompasada, aunque a veces algo tambaleante. Sentado a tres metros del suelo, sobre el lomo de esta atalaya viviente de cinco toneladas de peso, el panorama que se disfruta de la selva es único y excepcional. El elefante es un sistema de locomoción ideal para desplazarse a través de una vegetación alta y espesa, sortear riachuelos y, en definitiva, vivir en primera persona la experiencia de la vida salvaje con su rica flora y fauna. Lo bueno de este tipo de transporte es que, por una vez, uno recorre los espacios vírgenes al ritmo del más sabio y fantástico de los animales. De alguna forma, nos convertimos en una extensión de éste mientras recorremos la huella bendita de los elefantes, un ser respetado por todos los pobladores de la selva y que no tiene miedo de nada. Por esta razón es posible acercarse mucho a animales tan esquivos como ciervos de distintas especies, jabalís, monos y el fantástico rinoceronte indio de un solo cuerno. Los felinos son más difíciles de convencer (¡y de ver!) y hay que tener la suerte muy de cara para divisar un leopardo, y no digamos ya el codiciado tigre de Bengala. Además, estos grandes gatos tienen costumbres nocturnas y vagan por extensos territorios de caza.

Los safaris en elefante por el Parque Nacional de Chitwan suelen durar dos horas y, aunque la idea fundamental es perseguir o al menos entrever el tigre de Bengala, sirven para hacer muy buenas migas con los elefantes, conocer su temperamento y explorar con ellos retales preciosos de una selva atestada de una lujuriante vida vegetal y animal. Uno de los momentos más entrañables es comprobar la pasión que los elefantes sienten por el agua y la gracia que poseen para vadear ríos incluso con un buen caudal. Otro momento impactante es cuando divisan un rinoceronte. Inmediatamente parecen avisarse entre sí de la presencia del gran animal, al que no temen en absoluto, y animados por el guía se acercan hasta distancias realmente cortas.



El Parque Nacional de Chitwan está situado en la franja subtropical del Terai, en las tierras centrales del sur de Nepal. Abarca una superficie de más de 932 km² y es el hogar de varias especies animales en peligro de extinción. La palabra chitawan significa “corazón de la jungla”. Fue creado en el año 1973, en 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y se accede fácilmente a él desde Katmandú o Pokhara.

El parque posee una vegetación exuberante, con hierbas altas y bosques del árbol de la sal, además de muchas otras especies. Se encuentran también numerosas zonas pantanosas. Es sorprendente que a solo unos pasos de la cordillera del Himalaya, con diez cimas que superan los 8.000 metros de altitud, Chitwan se encuentra solo a 150 metros sobre el nivel del mar. Por eso su clima es muy particular y la humedad es omnipresente. Durante la primavera, las temperaturas máximas pueden alcanzar los 43 grados a la sombra. En verano la temporada del monzón es intensa, con fuertes lluvias, crecidas de los ríos y una vegetación exuberante.

En la selva húmeda y las sabanas habita el tigre de Bengala o tigre indio. Los machos llegan a pesar 250 kilos y las hembras 150. Es el animal nacional del Nepal, y también de la India, Bangladesh o Malasia. Solitario y territorial, suele preferir los bosques densos. La cantidad y la forma de las rayas tan características son únicas para cada animal, aunque la mayoría suelen tener más de cien rayas. Por su parte, el leopardo resulta aún más difícil de ver que el tigre. Es un animal de preferencias nocturnas que gusta de encaramarse a los árboles. Algunos pueblos nativos le atribuyen un espíritu demoniaco, ya que posee la pasmosa habilidad de zafarse de sus cazadores porque se dice que es capaz de leer sus mentes. Mucho más asequible es el rinoceronte indio de un solo cuerno, un animal sorprendente que tiene la piel dividida en placas. Son buenos nadadores y, a pesar de su aspecto torpe y rechoncho y de superar las dos toneladas de peso, pueden correr ligeros a más de 50 kilómetros por hora.



Además del inolvidable safari en elefante, Chitwan ofrece muchas otras posibilidades de acción para el visitante activo. La selva puede explorarse también a pie, deleitándose en cada rincón del sendero, o en todoterreno, para conocer una amplia zona forestal. Por ejemplo, un viaje de cuatro horas en jeep permite cubrir unos 50 kilómetros e incluye visita al centro de cría de cocodrilos. También son fantásticos los paseos en canoa por el río Rapti, que ofrece una gran cantidad de paisajes y permite avistar los animales que viven junto al río, en especial el delfín del Ganges y dos especies de cocodrilo: el peregrino y el cavial. El cocodrilo cavial posee un hocico muy largo y estrecho, adaptado a la caza de peces, con una protuberancia en su extremo, cerca de las fosas nasales. Pasa mucho tiempo en el agua. Otras actividades son la visita al centro de cría de elefantes, el baño con los elefantes en el río Rapti en el que todo el mundo es bienvenido, la observación de aves y la visita a una aldea tharu, el pueblo indígena de esta región del Terai.



La mayoría de los visitantes del Parque Nacional de Chitwan deciden pernoctar en algunos de los lodges o campamentos diseminados por la jungla tras haber concertado un paquete turístico de tres días y dos noches (con todo incluido) en Katmandú, Pokhara o en sus países de origen. La experiencia de pasar un par de noches en plena selva es una aventura apasionante.

El mejor alojamiento en el Parque Nacional de Chitwan es seguramente Tiger Tops Jungle Lodges. Está situado en el extremo occidental del parque y ofrece veinte estancias espaciosas y diáfanas, construidas y decoradas con materiales autóctonos, y dotadas de ventilador y baño con agua caliente. Propone una cuidada cocina con menús creativos basados en ingredientes frescos locales, y además brinda la opción de pasar la noche en una cabaña camuflada en la copa de los árboles, sumergida en el resplandor de la noche y el griterío perenne de la selva.



Tiger Tops Tented Camp, en el tranquilo valle de Surung, es un campamento de tiendas muy cómodas, con buenas camas, baño equipado y una pequeña terraza. Dispone de bar con una gran vista y un restaurante que presenta platos sencillos con ingredientes de la zona.



Otras opciones de alojamiento en el interior del parque nacional son el Temple Tiger Jungle Camp, situado en una isla del río Narayani, también en el extremo occidental del parque. Dispone de cabañas sencillas pero cómodas, con una preciosa terraza suspendida sobre la ribera, además de bar y restaurante con platos al estilo tharu.



Por último, Machan Wildlife Resort, ubicado en el término oriental del parque, ofrece bungalós con baño entre los árboles y dispone de una encantadora piscina, bar y restaurante, así como una interesante videoteca con documentales sobre la vida salvaje.


Que os parece el Safari, esta muy bien, pasar unos días en la  naturaleza , con los animales que vemos en los documentales, pero ahora en vivo y muy cerquita.

Y mañana, martes, tenemos nuestra sección Lugares de España que hay que Conocer, y el lugar donde viajaremos mañana es.



Recordar que el próximo sábado 28 de Febrero, tendremos un  especial sobre el día de Andalucia, no te lo pierdas , va a estar genial, y lo mas importante, conocerás como nació ANDALUCIA

Estamos en contacto, CHAO.





Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...