Booking.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 728x90CaribeFEBRERO Ray-Ban Banner ES 728 x 90 hombre  y mujer Shakira - 728x90 Beach and Snow -728x90 GIF Generic ES 728X90 Emirates INT 728x90 2

01 enero 2015

El Viaje de la Semana - Star Clipper (en Velero por el Mediterráneo)



           LO PRIMERO FELIZ AÑO NUEVO (2015)

         y ahora vámonos de crucero, a ver si te gusta.

Star Clipper Paraiso en el Mar




La atmósfera de un yate privado y la emoción de un gran velero con la seguridad y servicios de un gran crucero del siglo XXI. Así es el Star Clipper, una de las joyas de la naviera Star Clippers, naviera especializada en cruceros de lujo a bordo de veleros contemporáneos. El eslogan de la compañía describe al Star Clipper como “tan rápido como el viento y frágil como un cisne”. Embarcarse en este crucero por el Mediterráneo es vivir una experiencia que nos remite a las legendarias travesías por los siete mares de épocas pasadas.


Relax y confort
Lo primero que llama la atención es la sensación de espacio en los camarotes y, sobre todo, en las zonas comunes de cubierta. De hecho, y aunque pudiera parecer lo contrario dado que sus dimensiones son menores que las de otros navíos (115 metros de eslora), este flipper (velero de gran velocidad) ofrece más espacio exterior por pasajero que en otros muchos cruceros convencionales. Y esto se traduce en una innegable sensación de confort y hasta de cierta exclusividad alejada del turismo masivo: para cada travesía hay una capacidad máxima de 170 personas como pasaje que están permanentemente atendidos por los 72 miembros de la tripulación.



El Star Clipper se construyó en 1992 y fue remodelado en 2005. Tiene cuatro mástiles con una altura máxima de 63 metros y 16 velas. El exterior del barco procura reproducir en velas y balaustradas el aspecto de los veleros de época. El interior, por su parte, refleja ese lujo que demandan sus huéspedes, con acabados en maderas nobles barnizadas, barandillas de bronce, molduras brillantes, suntuosos cortinajes y elegantes moquetas. Las paredes rinden homenaje al mundo de la navegación a vela con cuadros de veleros históricos repartidos por toda la embarcación, desde los camarotes hasta el comedor principal.















Desembarco en lancha
A primera hora de la mañana el capitán da un briefing en cubierta sobre lo que deparará el día. Un discurso en tono coloquial, trufado en muchas ocasiones de suculentas anécdotas, que permite al pasajero conocer de primera mano qué le depara cada puerto, así como las posibilidades de disfrutar a bordo. Puede ser una tranquila mañana al sol en una de las dos piscinas o un cóctel refrescante en el Tropical Bar en cubierta o, al caer la tarde, un rato de música distendida en el Piano Bar, ya en el interior del barco. O, por qué no, aprovechar la hora de la siesta en la tranquilidad de la biblioteca de estilo eduardiano para leer, disfrutar de los juegos de mesa o aprovechar para conectarse a Internet en alguno de los ordenadores disponibles. O simplemente dejarse mecer por el vaivén de la embarcación frente a la chimenea belle époque. La tripulación indicará al pasajero qué actividades realizar en cada momento, desde las ya incluidas en el precio del pasaje a las excursiones opcionales en cada escala. Debido a las especiales características de este crucero no siempre se arriba a destinos con puertos lo suficientemente grandes para albergar un barco de estas dimensiones. Por esta razón en algunas escalas el barco amarra a puerto y el descenso es convencional, pero en otras se ancla a cierta distancia de la costa y el desembarco se hace directamente en la playa desde lanchas motoras.




Cuando el barco no está en movimiento, los pasajeros pueden aprovechar para hacer snorkelling, esquí acuático, vela láser o windsurf sin cargo adicional. Otra opción es el submarinismo para buceadores certificados. En el caso de esta práctica deportiva, en algunos destinos los operadores pueden cobrar algún suplemento. El personal de Deportes Acuáticos asesora en todo momento al pasajero de las condiciones de cada actividad. Quienes quieran sentir la emoción bajo la piel pueden tumbarse en las redes aseguradas en la proa del barco, directamente sobre las olas. Siempre bajo la supervisión de un miembro de la tripulación cualificado y provisto de un chaleco salvavidas. Los menos aguerridos pueden enrolarse en actividades menos temerarias organizadas por la tripulación, como la búsqueda de un tesoro o divertidas carreras de cangrejos.



Informalidad elegante
En el Star Clipper los horarios son relajados. De hecho, en el comedor no hay turnos ni sitios predeterminados. El pasajero se sienta en la mesa que más le gusta, con ventanales para perder la vista en el mar o tal vez en el centro del comedor. Y en muchas ocasiones coincidirá con los oficiales fuera de servicio que también cenan en el mismo comedor. La informalidad elegante rige en el Star Clipper. Por eso no hay obligación de llevar vestidos de noche para las señoras ni traje y corbata para los caballeros. Se entiende una elegancia relajada, un estilo informal donde no faltan polos, camisetas de rayas marineras y ligeras camisas de manga larga de algodón. En cualquier caso, el viajero que no haya acertado con el equipaje o haya olvidado coger unas gafas de sol, un pañuelo o un jersey no debe apurarse ya que hay una tienda a bordo donde puede adquirir la ropa adecuada para disfrutar del viaje. Que un pequeño olvido no arruine el gran placer de viajar en este velero.


Selección Viajar: Tecnología del presente
El Star Clipper realiza todo el año diversas travesías por el Mediterráneo fondeando en Sicilia (Italia), La Valetta (Malta), Corfú, Atenas y Santorini (Grecia), Dubrovnik (Croacia) o Bodrum (Turquía). Algunas rutas duran solo cuatro días y otras cerca de dos semanas. En todas se ofrecen excursiones de media jornada adicionales y no incluidas en el precio (unos 40 € de media). La cocina a bordo es internacional e incluye desde buffet de marisco hasta saludables ensaladas con productos mediterráneos. Todo se marida con una excelente bodega con vinos procedentes de todo el mundo. Hay siete categorías diferentes de camarotes. Los más lujosos son el Owner’s Suite (doble, 40 m2, con aseo de mármol y bañera de hidromasaje) y el de Categoría 1 (doble, 26 m2, con balcón). Ambos son exteriores. El más modesto es el de Categoría 6 (doble, 10 m2, con ducha e interior). Todos los camarotes disponen de caja fuerte, secador, lector de DVD y teléfono. Tanto para pasear por la cubierta como para tumbarse en la piscina o participar en las excursiones en tierra es conveniente protegerse con cremas solares, gorros o pañuelos. En caso de haberse olvidado siempre pueden adquirirse en la tienda Scoop. Durante el crucero no se usa dinero. Cada pasajero dispone de una tarjeta de identidad con la que puede pagar servicios y objetos adquiridos en el viaje. Al término del mismo se abonan las cuentas en efectivo, cheques de viaje o con tarjeta de crédito. Con esa misma tarjeta pueden comprarse las tarjetas de prepago para el wifi, si bien desde la naviera Star Clippers advierten que al tratarse de conexión vía satélite en algunos momentos puede no ser posible conectarse.


Jolin que pedazo de crucero, !!!!que me dices!!!!, bonito spot para empezar el año, espero que te haya gustado. Ya estamos preparando el siguiente viaje, también esta muy chulo, la verdad es todos están muy bien. FELIZ AÑO NUEVO, nos vemos el lunes  5 de Enero, vispera  de Reyes.

AQUI OS DEJO UNA PISTA DE DONDE VIAJAREMOS EL LUNES  5, ES EN CATALUÑA, UNA PASADA , DE TRANQUILIDAD Y HERMOSURA
CHAO


Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...